Baña las partes afectadas con tintura de caléndula o frota con pomada, además de seguir el tratamiento homeopático aquí descrito:

• Belladona: cuando la irritación está acompañada de enrojecimiento y dolor punzante.

• Hepar sulphuricum: cuando aparece pus y la piel se muestra sensible al roce.

• Hypericum perforatum: cuando la piel se encuentra tensa y dolorida.

• Mercurius solubilis**: abscesos en la boca.

• Silica: después de una descarga de pusúsala tres veces al día durante tres días, como antiséptico.

Pomada recomendada

Trata las ampollas de forma tópica pomada de caléndula.

Republished by Blog Post Promoter

Comentarios

Comentarios