Los casos graves de insolación requieren tratamiento médico.

• Aconite: para fiebre acompañada de confusión y embotamiento.

• Belladona: para la insolación que provoca un dolor de cabeza con sensación de palpitación. El niño estará caliente y rojo, con la piel muy seca.

• Cuprum metallicum: tratamiento para niños que sudan copiosamente, pierden mucha sal y sufren calambres en el estómago y las piernas.

• Gelsemium: para insolación con mareo.

• Glonine**: para insolación con dolores de cabeza severos y sudoración copiosa.

Comentarios

Comentarios