No «revientes» las ampollas, porque podrías favorecer la aparición de una infección cutánea. El siguiente tratamiento suele resultar eficaz:

• Causticum: por la mañana y la noche. Reduce las tomas a medida que los síntomas dismi- nuyan.

 

Comentarios

Comentarios