Arnica montana, remedio básico de la homeopatía, destaca en el tratamiento de conmociones, lesiones y traumatismos. A pesar de que se emplea en las mismas condiciones que la aconita, son remedios diferentes. Una persona que requiere Arnica montana nunca demuestra miedo exteriormente, pero en realidad siempre lo siente. El remedio alivia los hematomas, las hemorragias y el dolor, y también favorece la recuperación del jet lag.

Mente y emociones

El paciente no consigue dormir bien a causa de una serie de sueños desagradables posteriores a un accidente o lesión. Su miedo se manifiesta mientras duerme, y despierta aterrorizado, con miedo a morir. Arnica montana está indicado para aquellos pacientes que exageran y se preocupan excesivamente por síntomas triviales. También ayuda a las personas que, tras sufrir alguna lesión física o mental, padecen problemas como angustia, remordimiento, miedo e ira. Todo el cuerpo puede
experimentar una sensibilidad extrema; el paciente desea que le dejen en paz y asegura encontrarse bien.

Manifestaciones físicas

• De gran utilidad después de sufrir una lesión, o antes y después de una cirugía o intervención odontológica. Alivia también el
trauma de experiencias pasadas.

• El paciente siente un dolor intenso en todo el cuerpo, como si le hubiesen golpeado. Tiene la sensación de que la cama es demasiado dura, y su sensibilidad se extrema hasta el punto de no soportar que le toquen.

• El paciente eructa de forma desagradable, o sufre vómitos, gases y sudoración profusa; también es posible que le huela el aliento y  perciba un sabor desagradable en la boca.

• Se trata de un remedio muy útil para detener la hemorragia derivada de un corte o lesión.

• También trata los accesos violentos de tos y el dolor muscular derivado de alguna actividad deportiva o de una práctica excesiva de tipo físico, como la danza o la jardinería.

Síntomas generales

Los pacientes se encuentran peor por la noche y en ambientes calurosos, y mejoran con un baño frío. Pueden sentirse extremadamente cansados, pero no consiguen dormir. El remedio suaviza los efectos de una lesión mecánica, e incluso actúa sobre acontecimientos que tuvieron lugar en el pasado. El paciente muestra una sensibilidad extrema en todo el cuerpo y no quiere que le toquen.
Sufre descargas desagradables. Siente dolor en el cuerpo, como si le hubiesen golpeado. El remedio trata el dolor de espalda y resulta beneficioso para quienes se hacen moratones con facilidad y suelen sufrir hemorragias.

Sintomatología característica

• Dolor y sensación de tener el cuerpo cubierto de magulladuras. El paciente no quiere que le toquen

• Lesiones, accidentes o una cirugía o intervención odontológica

• Fiebre alta con cuerpo frío y cabeza caliente.

Republished by Blog Post Promoter

Comentarios

Comentarios