Los cólicos infantiles provocan llanto persistente. Aún se desconoce su causa, pero algunos sospechan que se producen por la aparición de espasmos intestinales. El bebé se encuentra irritable y llora o grita en exceso.

• Aethusa**: para cólicos causados por sensibilidad a la leche materna.

• Chamomilla: para niños irascibles e irritados.

• Ciña: para cólicos con gases; en general el niño también presenta lombrices intestinales.

• Magnesia carbónica: para cólicos que mejoran con el calor y la presión.

• Pulsatilla: para bebés cariñosos que se encuentran mal y necesitan ser cogidos, mecidos y movidos con frecuencia.

Republished by Blog Post Promoter

Comentarios

Comentarios