DETERMINAR EL REMEDIO APROPIADO

Dado que cada caso es absolutamente individual, existen varios remedios capaces de tratar su enfermedad. Elige sólo uno, ya que la homeopatía actúa mejor cuando se utiliza una única sustancia. Si combinas remedios no sabrás cuál es el que te ha dado mejores resultados. Y también podrías provocar un agravamiento, como ya se ha explicado previamente con un exceso de estimulación en tu organismo. Si el remedio que escoges no produce cambios en tu condición en el lapso de dos a tres horas, considera la posibilidad de suspender el tratamiento y tomar otro de los remedios que figuran en la lista antes mencionada.

APLICACIÓN DE LA MATERIA MÉDICA

Es posible, entonces, que notes que los síntomas mentales coinciden, pero que las condiciones físicas no. Busca entre los otros remedios que figuran en la sección Tratamiento de enfermedades agudas y crónicas, e intenta hacer coincidir al máximo los estados físico, mental y emocional. El remedio que mejor te describa a ti, tu dolencia y tus sentimientos será el más indicado para ti.

LA DOSIS CORRECTA

Comienza por tomar una única dosis de un remedio 6C y espera unas horas para comprobar si te encuentras mejor. Si el remedio está actuando y sientes que produce algún cambio, no repitas la dosis hasta que la acción del remedio haya cesado.
Si tu dolencia mejora parcialmente, toma otra dosis. Cuando los síntomas que intentes tratar mejoren, siempre es conveniente que interrumpas la medicación. De esta forma evi-taras causar una sobreestimulación del organismo: recuerda que siempre es preferible que escuches a tu cuerpo, que es un «consejero» del que no conviene prescindir.
Para tratar síntomas físicos y emocionales intenta utilizar una potencia 12C dos veces al día, o un remedio 30C como único tratamiento para los síntomas con un elemento emocional fuerte y claros síntomas de enfermedad física.

DURACIÓN DEL TRATAMIENTO

La homeopatía no es una disciplina alopática que requiera seguir un tratamiento de determinada duración y repetirlo con frecuencia.
Por el contrario, puede actuar con una única dosis de un remedio que no debe ser repetida hasta que los síntomas reaparezcan, lo cual podría llevar semanas, meses o incluso años.

REMEDIOS BENEFICIOSOS
Cuando sepas qué remedios resultan más adecuados para ti y tu dolencia individual, ármate un «botiquín de primeros auxilios» que contenga los remedios esenciales que mejor se adapten a tu caso. Es posible que notes que los remedios indicados para dolencias como calambres, indigestión o dolor de cabeza te dan buenos resultados casi siempre. No te quedes sin estos remedios, y tómalos cuando los necesites.

 

Republished by Blog Post Promoter

Comentarios

Comentarios