Si tu hijo o hija moja la cama, es posible que sufra estrés o ansiedad. Intenta hablar con él o ella sobre cualquier problema que pudiera estar sufriendo en estos momentos.

• Arsenicum álbum: para niños nerviosos que se encuentran inquietos, dan vueltas en la cama y se sienten inseguros de sí mismos, y temen a la noche o a encontrarse solos.

• Benzoic acid**: para niños con orina de olor tan intenso que invade la habitación.

• Causticum: para niños que mojan la cama inmediatamente después de quedarse dormidos, y que también son incapaces de controlar esfínteres durante el día.

• Ciña: para niños irritables y de gran apetito, con posible presencia de lombrices intestinales.

• Equisetum**: para niños con orina pálida y profusa.

• Lycopodium: para niños atemorizados que expresan su ira pasiva-agresíva mojando la cama. Retienen la orina durante todo el día y al dormirse se relajan y vacían la vejiga.

• Natrum muriaticum: para niños que se sienten rechazados y descuidados. No orinan si no es en su casa. Ocultan que han mojado la cama.

• Phosphorus: para niños que tienen sed por la noche y beben antes de acostarse.

• Pulsatilla: para niños de vejiga débil, que buscan compañía y son bastante «pegajosos».

• Sepia: para los niños que mojan la cama durante las primeras horas de sueño, cuando su cuerpo se relaja.

• Thuja occidentales: para múltiples micciones nocturnas, entre cinco o seis episodios.

Comentarios

Comentarios