En 1790 el médico alemán Samuel Hahnemann (1755-1843) abandonó su carrera de cirujano después de once años de práctica, muy desilusionado por las costumbres médicas de la época. Comenzó entonces a trabajar en la investigación y traducción de numerosos libros y tratados, entre los que figuraba el trabajo de un médico escocés, William Cullen, sobre la corteza de cinchona, una planta sudamericana que recientemente había comenzado a aplicarse como tratamiento de las
«fiebres intermitentes» y la malaria. Hahnemann, inicialmente escéptico, decidió probar la eficacia de la cinchona mientras se encontraba sano y sin fiebre. Y descubrió que la planta le producía síntomas idénticos a tos de la malaria y la fiebre intermitente: temblores, dolor de cabeza punzante y debilidad en las extremidades.
Al igual que todos los médicos de su tiempo, Hahnemann había estudiado la Ley de Similitud, redactada en el siglo V a. de C. por el médico griego Hipócrates (460-377/359 a. de C), y creyó que con su experimento había encontrado la prueba del antiguo principio de «lo semejante cura lo semejante».

Hahnemann dedicó ios siguientes treinta años de su vida a cultivar, perfeccionar y estudiar esta teoría, convencido de que al analizar los efectos físicos y emocionales de una sustancia sobre una persona sana descubriría sus cualidades curativas.

EL DESCUBRIMIENTO DE LA DILUCIÓN

Después de investigar durante trece años varias sustancias tóxicas y no tóxicas, Hahnemann dio un paso fundamental: se dio cuenta de que las sustancias podían ser diluidas para eliminar sus efectos tóxicos y comenzó a experimentar con venenos conocidos, diluyéndolos hasta el punto de eliminar su toxicidad y probándolos posteriormente en personas de todas las edades y condiciones sociales. Así comprobó que las sustancias diluidas en repetidas ocasiones y agitadas entre cada dilución demostraban unas cualidades curativas más intensas que las menos diluidas y, por consiguiente, menos agitadas. Estas pruebas formaron la base de su Materia médica homeopática, una exhaustiva lista de síntomas y remedios. A esta nueva forma de medicina le dio el nombre de homeopatía (del griego antiguo homoios similar, y pathos, sufrimiento). También escribió la primera edición de The Organon of Medicine (El organón de la medicina), que describía su teoría y la filosofía de la homeopatía. Hahnemann murió en 1843, pero su trabajo fue continuado por otros practicantes, entre los que destacó el médico estadounidense James Tyler Kent, autor del Repertorio de la Materia médica homeopática. Se trata de una guía que incluye miles de síntomas, sus curas y agravamientos, y que ha sido desarrollado por otros homeópatas durante muchos años.

Republished by Blog Post Promoter

Comentarios

Comentarios