A pesar de que se trata de una enfermedad normalmente leve en los niños, las paperas pueden resultar graves en los adultos. Resulta extremadamente contagiosa y debería ser supervisada por un médico de inmediato.

• Aconite: recomendable en las primeras etapas de la enfermedad para aliviar los síntomas respiratorios que acompañan la enfermedad.

• Belladona: para las glándulas enrojecidas, calientes e hinchadas que empeoran al tocarlas.

• Calcárea carbónica: para niños pálidos y gorditos que sudan en la cabeza.

• Pulsatilla: para niños «pegajosos», que lloran y requieren atención. No experimentan sed cuando tienen fiebre. También indicado para el dolor testicular asociado a las paperas.

• Rhus toxicodendron: cuando el paciente se encuentra inquieto y se mueve sin cesar. Las glándulas salivales empeoran en el lado izquierdo y tienen aspecto oscuro, hinchado y provocan dolor.

Republished by Blog Post Promoter

Comentarios

Comentarios