Si una embarazada se contagia de rubéola, el feto puede sufrir complicaciones peligrosas. Por esa razón, es importante que ningún niño enfermo entre en contacto con mujeres embarazadas.

• Aconite: para las primeras etapas de la enfermedad con síntomas de resfriado, escalofríos y fiebre.

• Belladona: para las erupciones de color rosado o rojo, con glándulas hinchadas.

• Chamomilla: para niños irritables que exigen atención constante, y la rechazan.

Republished by Blog Post Promoter

Comentarios

Comentarios