Algunos homeópatas emplean preparados denominados sales celulares, que son sales minerales a baja potencia presentes en el organismo humano. Estos preparados, que se comercializan en forma de bolitas de fácil disolución, tratan muchas dolencias físicas y actúan donde se percibe una insuficiencia bioquímica corporal. Ayudan a reconstruir tejidos, regular fluidos corporales, purificar la sangre y generar vitalidad natural.

Duplican, en forma de sal, los materiales vitales esenciales para el crecimiento, el equilibrio y la curación del cuerpo
físico. Cuando alguna de estas sales escasea en el organismo, se producen anomalías que derivan en enfermedades crónicas. En teoría, la salud se mantiene si el organismo cuenta con las sales celulares que necesita.

Los remedios de sales celulares bioquímicas se componen de doce sales. Si las empleas durante el embarazo, por ejemplo, contribuirás a que el feto desarrolle huesos fuertes, una sangre sana y una fuerte estructura celular. Y si una persona sufre alguna enfermedad crónica, las sales celulares ayudarán a que su organismo rejuve-nezca. Estas sustancias actúan sobre las membranas mucosas, los nervios, los fluidos, el cabello, los huesos, las uñas y también el cristalino de los ojos.

Mezclando dos preparados homeopáticos de sales celulares de Natrum phosphoricum 6X y Kali sulphuricum 6X se consigue una eficaz cura para el dolor de garganta.
Si esta preparación se toma en cuanto aparece el dolor, proporciona alivio inmediato y el malestar no avanza.

CALCAREA FLUORICA

Esta sal proporciona elasticidad a los tejidos. Actúa sobre el tejido conectivo y la superficie de los huesos, así como sobre el esmalte dental deficiente o descolorido. Cuando se aprecie un debilitamiento provocado por sobreesfuerzos sosteni-
dos o un estado de excesiva relajación, ésta será la sal indicada.
Es beneficiosa para la circulación lenta, las grietas cutáneas, los dientes flojos y la debilidad muscular causada por el sobreesfuerzo o el estiramiento excesivo de músculos, ligamentos y articulaciones, en especial en personas muy activas y elásticas, como gimnastas o atletas.

CALCAREA PHOSPHORICA

Esta sal actúa sobre el crecimiento y la nutrición, y se utiliza para restablecer órganos y tejidos debilitados. También resulta especialmente apropiada para los huesos y los dientes, sobre todo si el niño no crece, o se desarrolla lentamente. Asimismo favorece la absorción y la digestión de los alimentos.

CALCAREA SULPHURICA

Esta sal es un purificador de la sangre. Elimina la materia orgánica no funcional acumulada en los tejidos y se deshace de la materia orgánica en mal estado. Se emplea para tratar las impurezas de la sangre.

FERRUM PHOSPHATE

Se trata de la sal de primeros auxilios de mayor importancia. Es el transportador de oxígeno y el remedio que más se utiliza para bajar la fiebre. Es recomendable para la congestión, el dolor, la fiebre alta y el pulso acelerado. También puede ser aplicada en las primeras etapas de enfermedades graves, y debería ser administrada con frecuencia hasta que la inflamación remita. Está indicada para las enfermedades de la vejez y la infancia, y resulta muy eficaz como sal celular de primeros auxilios en caso de torceduras y esguinces musculares.

KALI MURIATICUM

Esta sal celular resulta beneficiosa en enfermedades de desarrollo lento. Actúa en problemas cutáneos como eczema y verrugas, y también sobre las membranas mucosas y las infecciones con pus. También se emplea para purificar la
sangre. Usa Kali muriaticum cuando la lengua del paciente presente un revestimiento blanquecino o desees tratar un hígado letárgico y disfuncional. Da buenos resultados en el tratamiento de resfriados, dolor de garganta, tos, amigdalitis, bronquitis y todas las enfermedades infantiles, como el sarampión, varicela y paperas.

KALI PHOSPHORICUM

Es el nutriente de los nervios. Se trata de un maravilloso remedio para individuos nerviosos, o para quienes se encuentran estresados y deben afrontar grandes exigencias. También contribuye a que los escolares se sientan satisfechos, felices y agudicen su ingenio. Cuando los niños se muestran impacientes, de mal humor, vergonzosos o perezosos, este remedio les ayuda a recuperar el equilibrio. Indicado para el tratamiento de jaquecas nerviosas, insomnio, falta de vitalidad, depresión, cansancio, mal humor y otras alteraciones en las que las energías merman.

KALI SULPHURICUM

Si un paciente parece no recibir suficiente aire, este remedio le ayuda a respirar. También está indicado en casos de supuración pegajosa y amarillenta en la piel o las membranas mucosas. Actúa sobre las erupciones cutáneas y del cuero
cabelludo acompañadas de escaldaduras. Ayuda a eliminar el dolor de garganta.

MAGNESIA PHOSPHORICA

Este remedio es un antiespasmódico. Actúa sobre el sistema nervioso cuando hay dolor. Resulta indicado para casos de neuralgia, neuritis, ciática y jaqueca con dolor punzante o que parte de la nuca. Alivia los tics musculares, el ardor de estómago, los calambres, el hipo, la tos con convulsiones y los dolores agudos y penetrantes. Da mejor resultado en forma de bolitas ingeridas con un sorbo de agua.

NATRUM MURIATICUM

Este remedio actúa sobre la distribución de agua en el organismo, ya que mantiene el adecuado equilibrio de humedad en las paredes celulares. El exceso de humedad o sequedad en cualquier parte del organismo puede provocar una deficiencia de sal, y eso es precisamente Natrum muriaticum.
Estas sales celulares tratan el decaimiento, la desesperación, la depresión, el dolor de cabeza con estreñimiento, los resfriados con descargas de mucosidad y estornudos, la sequedad y el dolor de nariz, y los síntomas de garganta. También es recomendado para el ardor de estómago, la sed excesiva, el dolor de muela y la neuralgia facial con flujo de lágrimas; beneficioso en casos de visión tenue, fiebre del heno, debilidad muscular y sueño no reparador. Mitiga los efectos del alcohol.

NATRUM PHOSPHORICUM

Este remedio es un neutralizador ácido, y resulta adecuado para diversas dolencias derivadas de la acidez excesiva de la sangre. Afín al sistema digestivo, controla la asimilación de grasas y está indicado en casos de dispepsia, dolor después de comer, orina de color intenso, lombrices intestinales e irritabilidad nerviosa. También actúa sobre el insomnio producido por la indigestión nerviosa, y trata el reumatismo, el lumbago, la fibromialgia (inflamación del tejido conectivo fibroso que, en general, afecta la espalda) y otras enfermedades asociadas.

NATRUM SULPHURICUM

Este remedio ayuda a eliminar el exceso de agua. Controla el correcto funcionamiento del hígado, favoreciendo el libre flujo de bilis, y resulta indicado para tratar los depósito biliosos y arenosos en la orina. Es el principal agente en el tratamiento de la gripe, el asma húmedo, la malaria y otras enfermedades asociadas con la humedad. Unas pocas dosis ayudarán a disipar la lánguida sensación experimentada durante el clima húmedo.

SILICA

Este remedio actúa como purificador, ya que se deshace de la materia orgánica no funcional. Puede iniciar el proceso de curación favoreciendo la supuración, que es uno de los medios a través de los cuales el organismo libera toxinas, y también destruyendo los depósitos patológicos en la sangre. Resulta eficaz frente a los abscesos y la debilidad de piel y uñas, y ayuda a mantener los huesos fuertes. Actúa como aislamiento nervioso y es bueno para el dolor de muelas y otras formas de dolor agudo. Utiliza Silica para tratar la transpiración de olor desagradable de los pies y las axilas, y en los casos en que se forme pus o aparezcan abscesos, furúnculos u orzuelos. También puede ser utilizado para tratar la amigdalitis.

Muchos homeópatas trabajan también con diversos remedios no homeopáticos y ofrecen asesoramiento sobre nutrición, suplementos, forma de vida, técnicas de relajación y kinesiología. Las siguientes son sólo algunas de las posibles terapias de apoyo existentes.

Republished by Blog Post Promoter

Comentarios

Comentarios