Utilizada por algunos homeópatas como complemento de la homeopatía tradicional, esta alternativa se convierte en un interesante sistema de apoyo terapéutico. Consiste en tratar al paciente con tinturas confeccionadas a base de árboles, cuyo elevado nivel de energía física favorece la curación de problemas físicos. Todas las tinturas se obtienen a partir a partir de brotes de plantas en crecimiento (el término latino gemma significa «brote»).
Mediante esta terapia es posible tratar múltiples dolencias, incluyendo problemas antiinflamatorios, osteoporosis, asma, infecciones, afecciones cardíacas y colitis. Se trata de remedios líquidos con una base de alcohol y glicerina, potenciados a una dilución IX. Actúan mejor como complemento de los remedios homeopáticos constitucionales de acción profunda, y su
principal función es la eliminación de toxinas del organismo.
Esta medicina de baja potencia también resulta eficaz en casos de drenaje, y da buenos resultados a la hora de incrementar la energía del cuerpo. Las tinturas de plantas pueden ser combinadas en fórmulas específicas que se toman dos veces al día durante va-rias semanas. Muestran un alto nivel de eficacia en casos de estancamiento y congestión corporal, cuando el organismo se vuelve más «lento» y ninguna de sus funciones se desarrolla correctamente (por ejemplo, la persona sufre estreñimiento y se muestra enfadada y perezosa); también consiguen aliviar diversos problemas de salud combinadas con los remedios constitucionales. Apoyan el proceso de curación y en casos graves contribuyen a eliminar toxinas, deshacer calcificaciones y tratar procesos inflamatorios. Puedes consultar a un homeópata para recibir más información sobre esta terapia. Las tinturas se adquieren por Internet o en farmacias homeopáticas.

Comentarios

Comentarios